El Alaskan Malamute por regla general, principalmente en su fase adulta, a partir de los 2 años, es un perro bastante limpio y se acicala él mismo, como lo harían los gatos, principalmente con su lengua, dedicando parte de este tiempo a las patas delanteras y traseras y aquellas partes del manto donde puede alcanzar.

Por regla general no suele precisar de muchos baños a lo largo del año, es posible que 3 o 4 máximo, dependiendo de la estación del año y de las circunstancias.

Por el contrario si necesita de cepillados regulares del pelo, básicamente para liberar el subpelo muerto, que periódicamente va renovando y para mantener la capa externa libre de elementos que se le puedan adherir, como pinchos, espigas y otros.

En épocas de calor se pueden aumentar los baños, pero sin utilizar productos cosméticos o jabones específicos, ya que un baño de agua, por ejemplo de manguera, les ayudará a mantenerse frescos.

 

Joven Malamute tomando baño de manguera
Joven Malamute tomando baño de manguera

No conviene abusar de los baños ni de los productos utilizados, sean champús o jabones específicos, ya que necesitan mantener la capa externa protegida para evitar que la humedad pase al subpelo.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *