El Alaskan Malamute está integrado en el Grupo 3 como «raza de trabajo» según el Alaskan Malamute Club of America Breed Standard Committee y se le describe como perro poderoso, con un pecho profundo, un cuerpo muy fuerte y muy musculoso.

Se trata de un perro con una composición morfológica de huesos pesados con buenos pies, un pecho profundo y unos hombros poderosos, lo que lo acreditan para el desempeño de trabajos de tiro y porte de cargas pesadas.

Tiene un caminar constante, equilibrado, muy incansable aunque no está concebido como un perro de carreras de trineos diseñado para competir en pruebas de velocidad, si bien es usado en pruebas como el Sleed Dog en la actualidad.

Esta raza está estructurada para el desempeño de la fuerza y la resistencia, sin olvidar que su carácter dócil y estable lo hacen ideal para la convivencia en familia.

Por canon, el Alaskan Malamute es un perro ágil, teniendo en cuenta el peso y tamaño de los ejemplares adultos.

Las extremidades posteriores de un Malamute al caminar o trotar provocan un movimiento reflejado en las extremidades anteriores que se desplaza por la zona lumbar.

Esto causa que tenga un elegante movimiento, sustentado y prolongado, moviendo las extremidades siempre en línea recta con la debida separación.

Al trote sus extremidades convergen en el centro de gravedad de su cuerpo.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *