Existen una serie de colores considerados dentro del estándar de la raza, que son:

  • Blanco
  • Gris claro
  • Gris oscuro
  • Negro con cara, patas, pecho y vientre blancos.
  • Sable
  • Rojo
  • Rojo pigmentado

Los colores más habituales van desde el gris claro, pasando por los tonos intermedios, hasta el negro, el sable y los tonos de sable hasta el rojo.

Las combinaciones de colores son aceptables en las capas de fondo, los puntos y los adornos.

El único color sólido permitido es el blanco, siendo el color predominante en los bajos, partes de las patas, pies y parte de las marcas de la cara.

Un resplandor blanco en la frente y/o cuello o una mancha en la nuca es atractivo y aceptable.

Los colores rotos que se extiendan por todo el cuerpo o las salpicaduras irregulares no son deseables para mantener el estándar.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *